¿Bailamos?

Viernes, realmente no ha sido una semana muy agotadora, solo tres días de clase y además, he vuelto a casa después de un mes. Me dispongo a redactar una nueva entrada para mi recién nacido blog. Sin embargo, no me salen las palabras, parece que ha habido un corto circuito en mi cerebro y no soy capaz de unir dos palabras que tengan sentido ni de contar nada a nadie de manera coherente, quizá sea mejor dejarlo para otro día y que mis cuerdas vocales descansen por hoy. Que aburrido se presenta un día sin saber qué decir, menos mal que está él.
Él se viste de lo que yo quiera según mi estado de ánimo, él es capaz de hablar por mí cuando yo no puedo, él con solo oír mi canción favorita sabe cómo moverse. Alivia saber que se tiene un plan B en estos casos, una forma de expresión alternativa que no todo el mundo entiende pero que me desahoga y me transporta a un mundo paralelo en el que solo  los de mi especie y yo sabemos lo que se siente. Hablar con las manos, con la mirada, con las piernas, con los hombros, con el estómago, o como bien decía uno de mis compañeros: soñar con los pies.
Hasta ahora puede que no sepas de qué estoy hablando, o quizás sí. Él es el baile. No soy capaz de describir de manera eficiente la sensación que se despierta en mí cuando retumban en esa clase los bajos de cualquier canción, es algo extraño, no puedo dejar de moverme, pero la verdad es que no me importa. Las ganas de avanzar que también implican momentos de rabia, así como también sentirás odio hacia ese paso que tardarás un mes en ejecutar bien. Feliz, triste o enfadada, siempre hay una rama de la danza dispuesta a acogerte y a que a través de ella te expreses. Ballet, hip hop, salsa, danza del vientre o lo que sea, pero nada te libera y te abstrae de la misma manera. Todo eso sin hablar de la familia que se va construyendo y de la que aprendes ensayo sí y ensayo también.
Después de todo, te habrás quedado igual si no has experimentado nada de esto. Yo tampoco lo hubiera entendido hace siete años. Por eso, agradezco a quien me dijo por primera vez: ¿bailamos?

NATALIA G. VARGAS
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s